Fundación por la Justicia y Fundación Bancaja premian la labor del emprendedor social Omar Islam Ali

XIV Premio Fundación por la Justicia-Fundación Bancaja

La XIV edición del Premio Fundación por la Justicia - Fundación Bancaja reconoce la trayectoria de Omar Islam, centrada en la regeneración e impulso de la población de Lamu, una pequeña isla de Kenia, y en el apoyo a la educación de la comunidad infantil de esta región

El jurado del XIV Premio Fundación por la Justicia - Fundación Bancaja ha resuelto la nueva edición de este galardón con la concesión del premio al emprendedor social Omar Islam Ali, por su intensa labor en defensa de los derechos de la población de la isla de Lamu, en Kenia, y por la fundación de la escuela infantil Twashukuru Nursery School, que da cobertura educativa y alimentaria a niños y niñas de esta región que se encuentran en situación de extrema pobreza. El premio, que cuenta con una dotación económica de 8.000 euros, permitirá terminar de construir un aulario en la escuela y culminar la construcción del centro, además de gestionar mejor los distintos niveles educativos de los alumnos.

Omar Islam Ali (Lamu, Kenia) salió de su isla natal cuando tenía 20 años buscando un futuro mejor para ayudar a su familia. Viajó a Estados Unidos, donde vivió otros 20 años más hasta que regresó a su lugar de origen con un objetivo claro: devolver a su comunidad todo lo que había conseguido en el extranjero. A su vuelta constató un problema medioambiental grave: la llegada de plástico a la isla en los años 90 y la ausencia de planes de gestión de residuos, lo que provocaba contaminación y suciedad. La educación adquirida por Omar en Estados Unidos le permitió educar sobre el uso de este material y enseñar a mujeres de la comunidad en situación de exclusión a convertir el plástico en productos reciclados de artesanía que podían vender y que les permitían así mejorar su calidad de vida. Estas mujeres acudían a su trabajo acompañadas de sus hijos y ese fue el inicio del proyecto de creación de la escuela: un espacio donde dar cobertura educativa y alimentaria a los más pequeños y fomentar así un futuro de nuevas generaciones en Lamu con mejores posibilidades.

La escuela Twashukuru Nursery School (que en Swahili significa agradecido) presta apoyo a 35 niños y niñas de Lamu y se desarrolla sobre varios pilares: el reciclaje, ya que está construida con materiales reciclados que provienen del plástico; la música: Omar es músico y utiliza esta disciplina como vía para la pedagogía y la transformación social; la educación, con la aplicación de metodologías que permiten el desarrollo creativo, formativo y la autoestima de estos niños y niñas; y la alimentación, que permite cubrir las necesidades alimentarias básicas de los 35 alumnos y alumnas. La escuela está gestionada por gente local y apoyada desde España por la asociación One Day Yes, fundada con el objetivo de captar fondos para el proyecto y sensibilizar a la sociedad sobre la necesidad de apoyar centros de estas características, que están íntegramente autogestionados por ciudadanos de la comunidad. Durante sus ocho años de vida, la escuela ha beneficiado a más de 100 niños de manera directa y a casi otras 500 personas de manera indirecta, ya que acoge a los niños y niñas que estudian allí y también a sus hermanos y familias. Además, el proyecto no solo da cobertura alimentaria y educativa a los pequeños, sino que también ofrece trabajo a los padres y madres de estos alumnos, por lo que genera empleo y activa la economía local. Actualmente da trabajo a unas 12 personas de la isla con salarios justos y dignos, que permiten sostener a sus familias.

El Jurado del XIV Premio Fundación por la Justicia-Fundación Bancaja ha estado presidido por Julián Ríos, galardonado en la anterior edición, y formado por: Enric Morera, president de les Corts Valencianes; Manuel Mata, síndic del grupo socialista en Les Corts Valencianes; José Mª Tomás y Tío, presidente de Fundación por la Justicia; Rafael Alcón, presidente de Fundación Bancaja; María Iborra, patrona de Fundación por la Justicia; Alejandro Mañes, patrono de Fundación por la Justicia; Rosa Colomer, patrona de Fundación Maides;  Francisco Almenar, vicepresidente del Tribunal de las Aguas de Valencia; José María Segura, director de SJM en representación del Servicio Jesuita a Refugiados; y Salvador Alborch, patrono de Fundación por la Justicia, como secretario del Jurado.

Concedido por primera vez en 1995 a Adolfo Suárez, este premio se ha otorgado en ediciones sucesivas a personas y entidades como el Tribunal de las Aguas de la Vega de Valencia, la Asociación de Víctimas del Terrorismo, la Asociación Pro-Búsqueda de Niños y Niñas Desaparecidos (El Salvador), el profesor Muhammad Yunus (Bangladesh), Dña. Bogaletch Gebre (Etiopía), el Padre Vicente Berenguer (Mozambique), el doctor Pedro Cavadas (Valencia), Misioneras de la Caridad (India), el Servicio Jesuita a Refugiados (Roma), Fundación MAIDES (Valencia), Richard Frechette, director de Nuestros Pequeños Hermanos en Haití y al abogado penalista Julián Carlos Ríos Martín, último galardonado por su intensa labor de defensa de los derechos de los presos y su empeño en la reforma de las leyes penitenciarias y carcelarias como respuesta para impartir justicia ante el delito.