Inicio » Más de 400 jóvenes en Gurage, Etiopía, celebraron el pasado 9 de diciembre que ya se encuentran libres de la mutilación genital femenina.

Más de 400 jóvenes en Gurage, Etiopía, celebraron el pasado 9 de diciembre que ya se encuentran libres de la mutilación genital femenina.

Las mujeres etiopes se enfrentan desde siempre a la pobreza y la desigualdad. Esto se expresa no sólo en su menor capacidad de decisión sobre las cuestiones que afectan a sus familias y comunidades o sus menores ingresos económicos, sino en prácticas tradicionales que atentan contra su propia existencia.

 

En Gurage, la mutilación genital femenina, a pesar de ser una práctica ilegal, sigue siendo común. También lo es el secuestro de niñas para su matrimonio. Por eso la Fundación por la Justicia, con la financiación de la Generalitat Valenciana, está apoyando el trabajo que KMG, la organización etiope liderada por Bogalesh Gebre, VI Premio Fundación por la Justicia, realiza en esta zona.

 

Durante el último año y medio KMG ha extendido su trabajo, muy exitoso en Kembatta, más al sur del país, a esta zona, logrando que ya las jóvenes de la zona y sus familias se comprometan con este grito de libertad e igualdad.

 

El proyecto ha logrado la implicación comunitaria, así como de los diferentes agentes sociales, líderes comunitarios y religiosos, e instancias gubernamentales para producir cambios duraderos que permitan avanzar la igualdad entre hombres y mujeres como base para un proceso de desarrollo justo y equilibrado. Este proceso también incluye la mejora de la infraestructura educativa y la puesta en marcha de iniciativas económicas.

 

Como símbolo del cambio, las comunidades se unieron en un emotivo acto en la localidad de Fenta, donde, bajo un inmenso árbol símbolo de la comunidad, 400 mujeres jóvenes, en presencia de representantes de todas las comunidades, líderes e instituciones, de la propia Bogalesh y miembros de la Fundación por la Justicia, dejaron patente su deseo de construir un futuro diferente en el que sean reconocidas en pie de igualdad ante sus congéneres varones.